Header

La decadencia bersuitera

"Que canten las viejas, que lindas que son". Ese fue el cantito que se escuchó desde el público que se encontraba amontonado el pasado 4 de abril en el Quilmes Rock.

No estaban tratando de convencer a un grupito de septuagenarias a que empiezen a entonar algunos hits, sino que estaban enojados, decepcionados, con la Bersuit Vergarabat. Esto fue luego de la cuarta canción del recital, todas del último disco. Por suerte para Gustavo Cordera y compañia, enseguida tocaron De onda, y la gente se calmó.

No eran muchos, pero así y todo, sorprende este hecho y confirma algo que todos sabiamos y manteniamos en silencio: hoy por hoy, Bersuit es una banda mediocre e insípida.

Al redactor le cuesta decir esto, por su fanatismo desde que era apenas un niño, pero la verdad no debería ofender ni lastimar.

Analizemos paso a paso la decadencia bersuitera:


1992: Sacan su primer disco, Y punto. El exito no es masivo, pero es su punto máximo de exposición popular hasta 1998. Sistema al mejor postor se destaca sobre las otras nueve canciones.

1994: Sale Asquerosa Alegría, un punto alto en cuanto a las letras, no tanto así en sonido, exceptuando Si amanece.

1996: Comienza a circular por las disquerías Don Leopardo, quizá el mejor disco de Bersuit. Paradójicamente, era su peor momento como banda, yendo hacia la separación. Letras profundamente depresiva, y un sonido impecable, hacen una combinación lujosa.

1998: Los agarra Gustavo Santaolalla, y se encarga de pulir el diamante, con Libertinaje. La placa mas contestataria de Bersuit, en un momento ideal, como lo era la decadencia menemista. Sr. Cobranza, de Las Manos de Fillippi, se convierte en hit.

2000: Sale a la venta Hijos del culo. La cúspide, el techo de la banda, al menos en el perfil estrictamente musical. Una variedad de ritmos que logran un disco ameno y pegadizo.

2002: La típica fórmula. Ya nos hicimos conocidos, grabemos un vivo. Lo titulan: De la cabeza. Estrenan Un pacto Mucho más para contar, no hay...

2004: Disco doble con La argentinidad al palo. Con esta placa, Bersuit es furor y sensación en toda Latinoamérica. Pero la persecución de la claridad empezaba a desaparecer.

2005: Testosterona, un dolor en los huevos, estrictamente hablando. para escuchar en quiet parties.

2007: Último disco, ya sin la producción de Santaolalla, titulado "?". Un poco mejor que el anterior, pero cuando se termina de escuchar, el comentario acerca del disco, es exactamente: "?".


Así fueron pasando los días hasta ese cantito en el público. Hay nimiedades en el medio, como el decir que nunca iban a tocar en un estadio (Con el Quilmes Rock, ya es el segundo River en un año), o dejar de usar los pijamas.

Pero eso es lo de menos, lo principal es que su música, hoy por hoy, hace sangrar los oídos.

Loading...

Poco (Canción oficial del blog)