Header

Las 5 frases del 2008



La redacción de Gusto a poco despide el año con una especie de recuento, estilizado y enumerado en un top five de frases que su director, editor y único redactor -o sea, yo-, considera como las más importantes, divertidas y llamativas de éste año 2008 que está teniendo sus últimas horas de vida.

El proceso de producción y relevamiento de la información fue largo y costoso, pero Gusto a poco considera que ningún sacrificio es demasiado para los dos o tres lectores que visitan este blog.

Sin más preámbulos, las frases:

5) "El equipo va a aparecer en la sexta fecha"

(Diego Simeone. River terminó último por primera vez en su historia profesional, y Simeone renuncio antes de que finalice su contrato)

4) "Señor ministro de Defensa, muévame 10 batallones hacia la frontera con Colombia, de inmediato, batallones de tanques".

(Hugo Chávez, presidente de Venezuela, en un discurso pronunciado luego de que el ejército colombiano asesinara al guerrillero de las FARC, Raúl Reyes, en territorio ecuatoriano sin que le hayan otorgado permiso)

3) "Tráiganme whisky y Rivotril"

(Charly García, en medio de un ataque nervioso en un hotel en Mendoza. El bacanal del músico había empezado con alcohol, ansiolíticos, y dos putas)

2) "Reteneme ésta"

(Frase escrita en una pancarta por un ciudadano a favor del campo, y en contra del gobierno de Cristina Kirchner. Las palabras logran fuerza por sí solas. Más alla de la postura que cada persona tenga respecto al conflicto agrario, hay que reconocer que el cartel tiene impacto y guiño cómplice con el público. Una actitud cien por ciento rock. Podría ser la frase del año, pero la guerra gaucha dejó mucho material... )

1) "Mi voto no es positivo"

(Cleto Cobos. Sin duda la frase del año, y quizá de la década. Traidor para algunos, héroe para otros, lo cierto es que sus palabras se llevan todos los laureles y ya pasó a la historia argentina para ser estudiada por las próximas generaciones. Como bonus track, es genial la cara de cagazo que tenía el vicepresidente cuando daba su voto en el senado)

No me va a gustar


Mucha era la expectativa por la salida del quinto disco de No Te Va Gustar, sobre todo por que era la primer grabación de estudio luego de la salida de Mateo Moreno en el bajo y de Pablo Abdala en batería, dos de los líderes junto al cantante Emiliano Brancciari.

Expectativa que defrauda, ¿por qué? si El camino más largo no tiene fallas musicales, incluso vuelven los vientos, que tanto hicieron falta en Todo es tan inflamable. Los nuevos integrantes -Guzmán Silveira en bajo y Diego Bartaburu en batería- cumplen buenas labores, aunque ya lo habían demostrado en vivo -sobre todo Bartaburu-.

Sin embargo, el disco falla, sobre todo en las letras. Emiliano dejó llevarse por buscar la rima fácil y salen canciones bastantes mediocres. La música no tiene errores, pero tampoco es nada genial, pasan por un ska liviano como en Esta plaga, que tiene a Cucho de Los Auténticos Decadentes como voz invitada., para luego ir al reggae en El mismo canal -otra crítica poca constructiva dirigida al periodismo-. También se animan al funk y a un bolero horrible y con la clara intención de conquistar al público femenino como Sólo tu boca, que es más correcto para un disco de Luis Fonsi que para uno de NTVG.

El disco levanta con temas como Niño y Tan lejos, quizá el mejor tema del disco aunque lo arruina con un tarareo horrible.

Lo más positivo son los invitados, además de Cucho, está Roberto Musso, del Cuarteto de Nos -impecable-, Alejandro Sokol y Elena Prieto -para hacer una canción al estilo Fito Páez en Que sean dos". Otro punto alto es el nivel de Marcel Curuchet en teclados, que ya no sorprende.

Hace un tiempo, Brancciari había declarado que creía que tenía que dejar de fumar para mejorar la voz, y desde Con gusto a poco le damos la razón, las cuerdas vocales están muy gastadas y se nota.

El quinto disco es una baja en la carrera, más aún que Todo es tan inflamable, que era un disco más auténtico. Ojalá sea sólamente eso, un bajón

Momento bizarro

Viernes, 5 AM. El que redacta esta nota se encuentra en un bar del barrio de Ramos Mejía, y mientras tomaba una de las últimas cervezas de la noche, se da vuelta y ve en un plasma, el siguiente videoclip.



Inmediatamente luego de haber visto el video, hubo una necesidad de buscar información.


El tema se llama Paragua y es de Cocó. El clip, filmado íntegramente en Once, surgió de las fiestas Plop!, que se realizan en un boliche en el barrio de Flores, en dónde una parte importante de su público es gay. Plop! la organiza un grupo de teatro, proveniente de San Telmo. De allí surgió Cocó, que realizó este cover parodia al tema Umbrella de Rihanna, una cantante proveniente del caribe.



Al parecer, no fue el que escribió estas líneas el primero en enterarse de esta canción, pero igual ameritaba que los preciados lectores que aún ignoraban de la presencia de Cocó, disfruten su encanto.

¡Acúsalo con tu mamá, Quico! (qué bonita vecindad)

Prólogo: "El mes de julio sacudió a casi toda Latinoamérica, sin diferencia de edades, nacionalidades, ni estratos sociales: Carlos Villagrán, que fue el personaje que interpretó a "Quico", acusó a Roberto Gómez Bolaños, alias "Chavo", alias "Chespirito", de trabajar para narcotraficantes colombianos, durante las filmaciones de El Chavo del 8. Para sintetizar, le dijo que vendía merca. Durísimo, en todo sentido de la palabra.

Estas declaraciones, obviamente desmentidas por Bolaños, logró proyectar una serie de situaciones imaginarias, delineadas por quien escribe estas líneas, y dos amigos apodados "Búho" y "Negro", esbozadas a continuación".

Aquella inocente vecindad, que parecía solamente inspirar risa, ocultaba tramas diabólicas y perversas, que ahora salieron a la luz, y trajeron bajo su brazo, las siguientes afirmaciones:

-Las tortas de jamón, eran para el bajón luego del consumo de drogas.

-Enterada la Policía Federal Mexicana, del cartel vecindario, fueron con una orden de allanamiento al barril del Chavo, quién se resistió y fue posteriormente detenido. En su declaración habría alegado "Fue sin querer queriendo"

-Quico fue ajusticiado por buchón al día siguiente. Su cuerpo fue encontrado mutilado en la fuente del patio trasero. El gran sospechoso es Don Ramón, principal cliente del Chavo. Doña Florinda asegura que todos los días por la madrugada, iba a comprar pasta base.

-Doña Florinda era la Madama del lugar, tenía mujeres raptadas en su casa, y Jirafales iba todos los días a pagar por sexo. "Tacita de café" = "Rubia disponible".

-Quico era usado de mula por el Chavo. Al no recibir un aumento, decidió "cantar". Se supone que escondía los ravioles de cocaína en sus cachetes.

-La bruja del 71, o Doña Clotilde, era la encargada de preparar drogas químicas, como éxtasis o LSD. Supuesta socia del Chavo.

-El señor Barriga, era el jefe del Chavo., que en realidad era un pichi. "Pagar la renta" significaba "Pagame la merca que me debés, o terminas en un zanjón". No es casualidad que Dón Ramón siempre deba la renta. Ñoño, era el encargado de vender paco en la escuela, para seguir con el negocio familiar.

-Popis y Godines, indudables buchones de los cobani, mientras que la Chilindrina no jugaba un papel muy importante dentro de esa vecindad.

-Don Román, primo de Don Ramón, era punguista de la estación de trenes de Nezahualcoyotl.

Ni hablar de la bolsa de poxi del doctor chapatín, o de los viajes lisérgicos que lograban que existiera en las mentes de los personajes un tal "Chapulín Colorado".

Por último, recordé este sketch de Todo por dos pesos, sin dudas una premonición de lo que se desató recientemente. Pongan el volumen al mango, que se escucha bajo.

En fin...el mundo donde crecimos, ya no es el mismo.

It´s Legal!

“Internet es un milagro”, dijo Homero Simpson en un episodio. La frase parece ser más certera a medida que transcurre el tiempo. ¿Quién imaginaría que se iba a poder vender hierbas con efectos psicodélicos en la web?. Un visionario, llamado Javier Oscar Pérez.

Javier es el dueño de Cahuinadencul –significa fiesta con hierbas hermosas, en mapuche-, una empresa dedicada desde hace cuatro años a la venta de productos etnobotánicos. A través de su sitio web ofrecen hierbas de pueblos originarios, desde yerba mate, hasta la salvia divynorum, que viene cobrando fama en los últimos años, y en 2007, según Pérez, se quintuplicó su venta. Todas las plantas, semillas y extractos que vende , están contempladas en el marco jurídico argentino como legales de poseer y cultivar.

En la ciudad de Olavarría, se encuentra el vivero en dónde las drogas son cultivadas. Muchas de las plantas, son compradas por Cahuinadencul a otras personas del exterior.
Si alguien dentro de los límites argentinos desea comprar los productos, tendrá que realizar el pedido en el sitio web, y luego esperar la confirmación de la compra a través de correo electrónico. El envío, si es por encomienda, se realiza entre 24 y 72 horas aunque puede llegar a tardar entre 2 y 10 días. La recarga depende de los gramos que pueda pesar el paquete –entre cien y cuatrocientos gramos-.

Javier sólo envía el pedido, cuando haya recibido el dinero, y descarta la opción de contrarreembolso, por peleas con el Correo Argentino, que “no pagaba una buena cantidad de los envíos que cobraba” .

Las exportaciones que realiza Cahuinadencul se dirigen mayormente a Brasil, Chile, México, Venezuela y España, pero los pedidos se pueden hacer desde cualquier lugar del mundo.

En el sitio, no pueden dar información acerca de cómo consumir los productos, ni vender semillas de cannabis u otras drogas ilegales, y para poder comprar, hay que ser mayor de 18 años.

Además de hierbas, se venden semillas y extractos concentrados de las plantas –que no son realizados por la empresa-. Los precios de los productos, arrancan desde los 10 pesos, y en el caso de un extracto de salvia divynorum, que es un gramo concentrado de lo que serían 25 gramos de hojas, los precios suben hasta los 135 pesos.

Las leyes de oferta y demanda lograron que el precio de la salvia suba, ya que el consumo aumentó cinco veces más, debido al cultivo accesible y por los fuertes efectos psicodélicos que producen en la mente. Todos los días llegan encargos, lo que hace que con el tiempo no haya stock de algunos productos, para que la empresa de Pérez pueda conservar y cuidar las plantas, sobretodo en las épocas del año en que la hierba puede crecer correctamente por el clima.

En medio de un avance del Gobierno en busca de la legalización de las drogas, desde hace cuatro años que existe otra opción como Cahuinadencul para la gente que desee usar hierbas, ya sea como cultivo o uso personal, aunque Pérez desaliente desde la página, el consumo individual, agregando que puede ser “altamente tóxico”. La idea, que hace cinco años parecería rebuscada e imposible, hoy triunfa en el marco de la legalidad.

¡Poder negro, poder negro!


Todo el mundo hablaba de Jimi Hendrix como si fuera un dios, " que el negrito toca la guitarra como ninguno", o sino "es la mejor encarnación de sexo, drogas y rock&roll", o la más categórica "el hippie era un grossssso, loco" -si, con todas esas "S"-.


Tanto dijeron, que un humilde servidor decidió, a sus 20 años, escuchar por primera vez, un disco entero de Hendrix.


El camino a seguir era lógico: había que escuchar el primer LP. Así fue que gracias a las comodidades de internet, en 10 minutos "Are you experienced" estaba sonando en la personal computer. Vale aclarar que era The Jimi Hendrix experience, junto con Noel Redding en el bajo y Mitch Mitchell en la batería...otra que Divididos.


Tendría que haberlo escuchado con una pepa encima, quizá. O "whisky y rivotril", como exige la dieta del ex astro del rock nacional, Charly Garcia. Pero lo principal es la salud y la moral...o la salud moral. Como sea, no había químicos, solo percepciones naturales a la hora de oír los 14 temas que integran la placa.


Quiero aclarar que fue lo unico que escuché, no me dediqué a otros discos. Pero me dió ganas de abrazar al negrito, sino fuera proque estuviera muerto, y considerando que deben quedar restos de su vómito mortal.
Pero el disco me conmovió, me provocó euforia, sabiduría y miles de pelotudeces más que logran producir en mi cierta música.


Me convencí que de Jimi era bueno, cuando escuché el rarísimo tema -en cuanto a sonido, algo experimental, no le di mucha bola a las letras, me parecía que iba a arruinar cierta apreciación- con el mismo nombre que la placa, me sacó de una burbuja, y me conectó con Hendrix., sin necesidad de usar el juego de la copa.
Así que les dejo con ese tema, a los que no lo escucharon demasiado, quizá se motiven.




La decadencia bersuitera

"Que canten las viejas, que lindas que son". Ese fue el cantito que se escuchó desde el público que se encontraba amontonado el pasado 4 de abril en el Quilmes Rock.

No estaban tratando de convencer a un grupito de septuagenarias a que empiezen a entonar algunos hits, sino que estaban enojados, decepcionados, con la Bersuit Vergarabat. Esto fue luego de la cuarta canción del recital, todas del último disco. Por suerte para Gustavo Cordera y compañia, enseguida tocaron De onda, y la gente se calmó.

No eran muchos, pero así y todo, sorprende este hecho y confirma algo que todos sabiamos y manteniamos en silencio: hoy por hoy, Bersuit es una banda mediocre e insípida.

Al redactor le cuesta decir esto, por su fanatismo desde que era apenas un niño, pero la verdad no debería ofender ni lastimar.

Analizemos paso a paso la decadencia bersuitera:


1992: Sacan su primer disco, Y punto. El exito no es masivo, pero es su punto máximo de exposición popular hasta 1998. Sistema al mejor postor se destaca sobre las otras nueve canciones.

1994: Sale Asquerosa Alegría, un punto alto en cuanto a las letras, no tanto así en sonido, exceptuando Si amanece.

1996: Comienza a circular por las disquerías Don Leopardo, quizá el mejor disco de Bersuit. Paradójicamente, era su peor momento como banda, yendo hacia la separación. Letras profundamente depresiva, y un sonido impecable, hacen una combinación lujosa.

1998: Los agarra Gustavo Santaolalla, y se encarga de pulir el diamante, con Libertinaje. La placa mas contestataria de Bersuit, en un momento ideal, como lo era la decadencia menemista. Sr. Cobranza, de Las Manos de Fillippi, se convierte en hit.

2000: Sale a la venta Hijos del culo. La cúspide, el techo de la banda, al menos en el perfil estrictamente musical. Una variedad de ritmos que logran un disco ameno y pegadizo.

2002: La típica fórmula. Ya nos hicimos conocidos, grabemos un vivo. Lo titulan: De la cabeza. Estrenan Un pacto Mucho más para contar, no hay...

2004: Disco doble con La argentinidad al palo. Con esta placa, Bersuit es furor y sensación en toda Latinoamérica. Pero la persecución de la claridad empezaba a desaparecer.

2005: Testosterona, un dolor en los huevos, estrictamente hablando. para escuchar en quiet parties.

2007: Último disco, ya sin la producción de Santaolalla, titulado "?". Un poco mejor que el anterior, pero cuando se termina de escuchar, el comentario acerca del disco, es exactamente: "?".


Así fueron pasando los días hasta ese cantito en el público. Hay nimiedades en el medio, como el decir que nunca iban a tocar en un estadio (Con el Quilmes Rock, ya es el segundo River en un año), o dejar de usar los pijamas.

Pero eso es lo de menos, lo principal es que su música, hoy por hoy, hace sangrar los oídos.

Reabrimos la fábrica

Gusto a poco te deja con las ganas, es definitivamente un golpe bajo al periodismo, es un dolor a los ojos leer estas líneas. Porque el sentido inicial se desvirtuó, porque no respeta, ni al que escribe estas líneas, humildemente desde su silla. Entonces menos te va a respetar a vos, que ni siquiera me lees, o si me lees no me dejas comentarios, entonces me chupa un huevo.
Además leer Clarín también es un dolor de huevos, y miles de boludos lo hacen (como yo).
Por lo cual, ya no hay línea de coherencia, no hay conceptos absolutos que respetar.
Leer Gusto a poco duele mucho, pero es como todo, la primera vez duele, la segunda te va a empezar a gustar, o al menos te vas a acostumbrar como quién se acostumbra a escuchar y tararear las canciones de los Ratones Paranoicos.
Debajo está la nueva nota de Gusto a poco sobre el día de San Patricio. La nota, por cierto, no te respeta. Ni a vos ni a tus ojos.

Pensá en verde...


Mucho verde, mucho verde. Gorras verdes, serpentinas verdes, remeras verdes, cigarrillos verdes, viejos verdes, bares verdes. "¿Es el día de la ensalada?" se pregunta el humilde redactor -mentira, en realidad no se pregunta nada, sólo busca cerveza-.

Y busca cerveza por que es el día de San Patricio, ¿quién carajo es San Patricio?, andá a saber, alguien que murió por la cerveza o a causa de la cerveza. Y repito muchas veces la palabra "cerveza", y hablo en primera persona, y me cago en los putos preceptos periodísticos, si total nadie lee este puto blog.

"Cerveza"... ahora el que habla, el que late, es mi hígado, sabe, ve que hay cerveza cerca y que no le llega ni una gota. Ve que no hay puestos callejeros, que los pubs estan imposibles de entrar y te cobran consumiciones que arrancan desde los treinta pesos.

"¿Y cuál es la consumición?"

"Una Warsteiner de 500", responde el patovica.

Generosos, muy generosos. Todas estas dificultades hicieron que tengamos que caminar tres cuadras en subida para buscar a partir del boca en boca, al "Barón de la Cerveza". Muy argento, obviamente. Kioscos que llevaban botellas a las esquinas, baúles de coches con heladeritas, todo con "Cobani Complicity", salvo un comercio que no habrá coimeado y le estaban labrando un acta. Era un kiosco a oscuras que lo único que tenia en la vidriera era una empanada de carne.

El mercado negro se acabó rápido, y nosotros estábamos demasiados sobrios.

El 109 a Liniers me encontró pagando el boleto a las dos horas de arrancado el día.

Feliz San Patricio, de parte de un pagano sobrio.

Loading...

Poco (Canción oficial del blog)